Poesía para Mindfulness (larga)

En muchos cursos de mindfulness se ofrece este poema del poeta sufi persa, Rumi.

Entre las muchas cosas a las que invita a quien lo lee podemos citar la actitud de aceptación, fortaleza y gratitud en los momentos de dificultades y sufrimiento. Nos señala hacia la compasión hacia uno mismo y los demás.

LA CASA DE HUÉSPEDES

“El ser humano es similar a una casa de huéspedes.
Cada día llega alguien nuevo a su puerta;
Una alegría, una decepción,
algo doloroso, un momento de consciencia,
se presentarán como visitantes inesperados.
Dales la bienvenida y acógelos a todos.
Incluso si es una muchedumbre de preocupaciones
la que vacía tu casa de sus muebles,
trata a cada huésped honorablemente,
ya que podría estar vaciándote para una nueva delicia.
Ve a la puerta de entrada
y recibe con una sonrisa al pensamiento oscuro,
a la vergüenza, a la malicia, e invítales a pasar.
Sé agradecido con cualquiera que venga,
porque cada uno ha sido enviado como guardián del más allá.”

Poesía para Mindfulness (corta)

Los usos del dolor

Alguien a quien una vez amé me regaló
una caja llena de oscuridad.

Me llevó años comprender
que esto, también, era un regalo.

La autora es Mary Oliver, poeta norteamericana nacida en Ohio en 1935. Ganadora de varios premios muy reconocidos, entre ellos el Premio Puilitzer en 1984 por su libro American Primitive.

Una de las herramientas que pueden utilizar los maestros de mindfulness para ayudar a las personas que sufren  es la poesía. Este poema es contemporáneo y corto. Son cuatro líneas y son simples pero contienen cierta dificultad, algo muy parecido a lo que es mindfulness en si mismo.

Parece que nos invita a ser pacientes, a esperar hasta que el tiempo permita que las cosas pasen y cambien y se transformen en algo diferente por si mismas. Por supuesto, nosotros también somos “cosas” en cierto sentido.

Si estás teniendo dificultades y te cuesta verlas como algo a agradecer, tal vez puede serte útil observar cómo el tiempo utiliza su magia inevitable en ellas (y en ti por añadidura) si eres capaz de experimentarlas como un regalo.

 

Te comparto esto gracias a un precioso correo que recibo del doctor Chris Goto-Jones como mi profe de un MOOC (https://www.mentalpraxis.com/who-are-we.html)

Scribing my way. A mi manera.

u.lab-SEntre las muchas cosas que surgen en mi experiencia gracias a los creadores de la Teoría U, está el hacer algo de Scribing a mi manera.

Surgió una formidable oportunidad después de la edición del 2018 del curso online “u-Lab” en la plataforma edX

… y la cogimos al vuelo.

Gran experiencia, a más de que he podido participar con dos proyectos diferentes. Completaré esta reseña más ampliamente pero hoy, ahora, solo deseo compartir esta imagen de lo que surgió mientras Alberto Pardos nos contaba el resumen diagnóstico de la reunión de cierre del proyecto de innovación docente.

No es sencillo de explicar pero es emocionante de ponerlo en práctica.

Mis manos saben

Nos quiero.

 

 

 

 

Oración matutina

Oración Bodhisattva por la Humanidad

Puedo ser un guardián para aquellos que necesitan protección.
Un guía para los que están en el camino.
Un bote, una balsa, un puente para aquellos que desean cruzar lo inundado.
Ser una lámpara en la oscuridad.
Un lugar de descanso para los cansados.
Una medicina curativa para todos los enfermos.
Un jarrón de abundancia. Un árbol de milagros.
Y para las multitudes ilimitadas de seres vivos,
puedo proporcionar sustento y despertar.
Duradero como la tierra y el cielo.
Hasta que todos los seres sean liberados del dolor.
Y todos estén despiertos.

Primavera

Estos días, y una vez proclamado oficialmente que la primavera ya está aquí, aun escucho decir que “no termina de llegar“, “que vaya días frescos“, y esas cosas tan humanas de la semiqueja encubierta.

La Naturaleza sabe hace más de un mes que la primavera está en marcha. En el momento en que florecieron los primeros almendros, ¿los viste? Es un ciclo y ese florecer que implica esta época ya se activó en las primeras fechas de febrero. Los humanos nos inventamos la manera de medir el tiempo como necesidad pero eso no implica que esté ajustado a lo natural y la vida. De hecho apenas lo está.

Ahora bien, como seres humanos, somos parte integral de la naturaleza, por lo tanto los cambios estacionales influyen en nuestro ser queramos entenderlo o no. Y no importa tanto si cambia la temperatura (ya sabes, el cambio climático es caprichoso con eso), que también influye, como que las horas de luz van ampliándose. Cuanta luz o cuanta oscuridad hay en el ambiente tiene relación con nuestro estado de ánimo.

En algunos momentos los días cortos, grises y húmedos pueden hacer sentir a las personas tristes o depresivas. Y no es bueno ni malo, es una forma de estar. Estoy segura que el árbol utiliza esa “tristeza” otoñal para desprenderse de todo e ir preparando los nuevos brotes, y no se siente desdichado por ello y nadie (sol, pájaros, otras plantas ni el mismo) le dicen que tiene que animarse y florecer; es el momento de entrar hacia adentro y estar tan solo tal vez triste. Y lo acepta por lo que eso hará de bueno al futuro.

No se qué suele ocurrir contigo en los cambios de estaciones. Algunas personas comentan que les trae alegría, felicidad y vitalidad, otras sin embargo dicen sentir fatiga y cansancio. Una cosa es que nuestro cuerpo y ser completo nos avise del cambio (que lo hace si le escuchamos) y otra muy distinta considerar que tiene que venir acompañado de falta de energía. Mucho menos sufrir por ello.

Podemos cultivar algunas prácticas para caminar con pasos decididos en dirección de la óptima energía que nos proporciona la nueva estación. Hoy la Primavera.

Estamos justo en el momento de transición. A ver si podemos disfrutarlo plenamente.

1.- Cultiva una mentalidad de gratitud

Cuando fijas tu atención en expandir tu vida, considera donde focalizas tu energía. Recuerda, donde pones el foco es a donde va la energía. Si gastas mucho tiempo viendo o escuchando los telediarios y noticieros varios en medios de comunicación y redes sociales tal vez te dejen un sabor amargo y una idea negativa del mundo en que vivimos, sin embargo hay mucho más y mucho bueno en el. Dar gracias por lo que tenemos es colocar la energía en otro nivel.

___ Observa lo que sucede en la naturaleza en esta época y todo lo que cambia en tu entorno y pregúntate: ¿Qué me ofrece de maravilloso y positivo la nueva estación?.

2.- Rompe el ciclo de la negatividad

Nada puede absorber tu energía como la negatividad. A veces nos envuelve un torbellino de pensamientos en el que la voz del juicio se hace poderosa. Si estás bloqueada en ese ciclo de juzgarte a negativo, la clave es detenerlo.

___ Cuando reacciones negativamente ante una situación o persona, preguntate si has respondido antes asi, si ya ha ocurrido otras veces. Y pon la intención en ello: para y observa sin juzgar y procede con amor y total compasión hacia ti. Puedes decirte: “Ya no lo necesito más” o “Con esto no gano nada”. Este nuevo modo de reaccionar te hará sentirte renovado e inspirado en cada momento de tu vida.


3.- Conecta con tu verdadero ser.

A través de la meditación. Con tan solo un minuto de meditación cada día también puedes cargar tu energía. Si pueden ser 5 minutos te sentirás llena de paz y serenidad. Cada vez que te conectas con tu verdadero ser es reconocer la verdadera fuente de toda energía, de alegría y de paz.

___ Sal de la contidianidad, sientate tranquilla con los ojos cerrados y respira con largos y profundos vaivenes de tomar y soltar. Tres veces y otras tres y otras tres, entonces dirige la atención a tu corazón y repite para ti estas cuatro palabras:

PAZ – AMOR – ALEGRIA – ARMONIA. 

 

Ojalá disfrutes de esta floreciente y energética estación. Los frutos para la siguiente…

Complicidad.

Después de haber disfrutado un buen rato con la cosecucion de la tarea que nos han propuesto en el curso “La inteligencia emocional desde el teatro aplicado”, tengo duda de si me he inventado la emoción que comparto, como si cien de la lista que tenemos no fueran suficientes ^_^.

He querido utilizar una fotografía que nos tomaron en un taller de vendajes y dejando sentir al cuerpo he creido que era complicidad lo que aparecía, primero entre mi mente y mi YO grande, luego entre mi compañera Yolanda y yo, y luego al compartirla con las compañeras del día a día. Un guiño.

Complicidad como emoción que nos engancha con cariño y diversión.

#eMOOCionyteatro

El poder del Pensar

Ya sabes, y si no ahora te lo recuerdo, disfrutas de muchos regalos en esta experiencia humana que compartimos, regalos extraordinarios. Regalos de percepción, perspicacia y creatividad. Regalos de preferencias, inclinaciones y elección a tu gusto.

Pero hay uno, solo uno que, aunque a menudo se pasa por alto, es el más sublime y profundo de todos, que te ofrece maravillas más allá de lo más maravilloso y tambien el poder de asombrar un poco más.

Es, por supuesto, la capacidad de pensar. Para elegir un enfoque. Para ver el mundo como quieras … y experimentarlo en consecuencia.

Me pregunto si puedes sentir el valor de nuestra capacidad de crear con el pensamiento. Y agradecer el regalo que es.